El verano es la estación para atreverte con nuevas tendencias y de lucir ese estilo de cabello que has deseado todo el año y ya sea por trabajo, estudios o tiempo no has podido dar rienda suelta a esos impulsos.

Por suerte ya estamos en la maravillosa temporada veraniega y queremos mostrarte las tendencias más solicitadas por nuestras clientas en estos días. ¿Cuál es tu preferida? no olvides comentar!

Fantasy Color

20170112-blog-fantasy-cutme

Una de las tendencias más solicitadas es el fantasy color, estilo que hace años solía ser llevado por chicas rudas de la moda punky ahora es más común de lo que pensabas. Esta técnica permite lucir a través de tu cabello rasgos de tu personalidad y el amor por esos colores que llenan de vida cada lugar por el cual caminas.

¿Que color elegir?. Sólo debes dar rienda suelta a tu imaginación y llevar el color que mejor luzca de acuerdo a tu tonalidad de piel. Los tonos más populares son el rosa, fucsia y los tonos pasteles. Puedes colorar tu cabellera completa o sólo algunas mechas, puedes utilizar un sólo color o múltiples combinaciones, la idea es echar a volar tu creatividad  con los diseños que quieras.

Balayage

20170112-blog-balayage-cutme

Es una de las tendencias más solicitadas en los últimos años y a pesar del tiempo que ha estado en boga no pierde su popularidad.  Esta técnica permite tener un acabado natural y duradero que consiste en aplicar reflejos al cabello con brocha o peine y sin papel de aluminio de manera que el resultado parezca natural e ilumine puntos estratégicos de la melena y el rostro. Este estilo de mechas es muy popular entre las estrellas de hollywood ya que te da la posibilidad de combinarlo con tenidas muy elegantes como también muy casuales.

Babylights

20170112-blog-babylights

Si lo que buscas es dar brillo, luminosidad y movimiento a tu cabello el estilo más adecuado son las mechas babylights. Esta técnica consiste en unas finísimas mechas que parten de la raíz con hasta dos tonalidades más claras que la base y que buscan conseguir ese efecto suave y delicado que tienen los niños pequeños en el cabello, como si hubiésemos pasado una larga temporada bajo el sol y unos suaves reflejos sublimaran la melena aportándole tridimensionalidad.